domingo, 9 de agosto de 2009


INGENIERÍA GENÉTICA




Se trata de una serie de técnicas que se basan en la introducción de genes en el genoma de un individuo que no los presente.

Estas técnicas fundamentalmente son:

a) Transferencia de genes de una especie a otra: Hay técnicas por las que se pueden transferir genes de una especie a otra. Así, mediante un vector apropiado, que puede ser un plásmido o un virus, se puede introducir un gen de una especie en otra diferente. Con estas técnicas se pueden pasar genes de eucariotas a eucariotas, de eucariotas a procariotas y de procariotas a procariotas. Por ejemplo: se puede introducir en bacterias el gen que produce la insulina humana. De esta manera las bacterias producen fácilmente y en abundancia esta hormona.


b) Técnica de la PCR: También existen métodos para amplificar una determinada secuencia o fragmento de ADN. La más conocida es la técnica de la reacción en cadena de la polimerasa PCR. Así se consigue multiplicar un determinado fragmento de ADN millones de veces para poder tener una cantidad suficiente para estudiarlo. Sin esta técnica serían imposibles los estudios de ADN para el reconocimiento de la paternidad o en caso de delito, pues la cantidad de ADN presente en las células es tan pequeña, del orden de picogramos, que se necesitaría una gran cantidad de material celular para tener una cantidad apreciable de ADN.


Todo esto ha servido para el desarrollo de la ingeniería genética, ya que aparte de conocer los aspectos moleculares más íntimos de la actividad biológica, se han encontrado numerosas aplicaciones en distintos campos de la industria, la medicina, la farmacología, la agricultura, la ganadería, etc...

Aplicaciones en la producción agrícola y animal




Los organismos eucariotos, desarrollados a partir de células modificadas genéticamente, se denominan organismos genéticamente modificados (OGM) u organismos transgénicos. La introducción de genes en organismos eucariotas es más difícil que en bacterias, dado que la mayoría no presentan plásmidos y su ADN están menos expuesto. La técnica más utilizada en plantas y animales es el uso de vectores, que son microorganismos o virus que infectan el ADN del hospedero y lo modifican con el gen deseado. Otras aplicaciones de la ingeniería genética: